El color de la vida, por Esther Suárez Durán

Personajes:

Luisa, niña

Amparo, madre

Tío.

Robots.

Técnicos.

Empresario.

Conductor de noticias.

Gente de la urbe que va a toda prisa por las avenidas.

 

Casa de Luisa.

Amparo.  ¿Qué pasa, Luisa, no has ido a la escuela, no has alimentado a las gallinas, no has puesto la mesa?

Luisa: Quiero irme al lugar donde el sol nace. De allí viene todo lo nuevo, los robots; la vida de verdad.

Amparo. Allí también habrá escuelas,  animales, huertos y familias.

Luisa. Los robots hacen todo. Y a los niños les implantan un chip con todos los conocimientos cuando nacen.

Amparo. ¿Y cómo piensas ir? ¿Quién te cuidará?

Luisa. Tío es un gran mago. Le pediré ayuda. Soy diferente. Eso les encantará y me cuidarán.

Amparo. Hija, lo distinto a veces no encuentra lugar.

 Casa del Tío.

Luisa. Tío, ¿cumplirás mi deseo?

Tío. No me puedo negar.

Luisa. Partiré en el último rayo de sol.

Tío. Contempla el color de nuestros bosques para que siempre te acompañe.

 Cae la noche en esta zona del mundo, mientras en otra distante nace el nuevo día.

Luisa, en medio de una avenida llena de personas con prisa. Nadie la mira.

Luisa. Hola a todos, soy Luisa, miren mi piel oscura, mi pelo rizado, soy única entre ustedes, ¡miren!

 Lo intenta todo el día, cae rendida. Comienza la noche. Los robos limpian las calles, la recogen junto con la basura.

Robot azul. Rrr.. basura grande, semidura, se infla y desinfla…

Robot  naranja. Zzz…  Oscura, pelo con rizo. Diferente de seres humanos. Es basura.

 Sala de control. Sistema de elaboración de desechos.

Técnico 1. Señor. Hay problemas. El proceso de reelaborar la basura se ha detenido.

Oscuro, solo una tenue luz de emergencia.

Empresario. ¿Por qué está detenido? Eso no sucede nunca.

Empleado 1.  Hay algo vivo allí, señor.

Empresario.  Claro, en la basura hay materia orgánica.  Desecho orgánico.

Se hace visible parte del sistema que procesa la basura, se ve a Luisa que sostiene junto a ella a un anciano enjuto y a un bebé.

Luisa. (Intentando hablarle a la sala de control) ¿Desecho orgánico?…  ¡Huy, si hubiera ido más a la escuela…! Pero, ¿desecho? No, no soy ningún desecho, ni este anciano que estaba borracho, ni este bebé que cayó al río… ¿Qué les sucede a los robots estos?

Vuelve a visibilizarse el Salón de Control.

Técnico 1. Está vivo, señor.

Empresario. ¡Vivo!  Pero, ¿cuán vivo?

Técnico  2. Muy vivo, señor. Tanto que ha parado el proceso.

Transmisión especial por los medios de noticias emisión estelar.

Conductor. En la más reciente recolección de desechos se recogió por error un ser humano, una niña procedente de las selvas centroamericanas que deseaba conocer la Tierra del Sol Naciente. Se nombra Luisa y su acción alertó sobre los errores que pudieran cometer nuestras máquinas,  en homenaje a ella hoy nuestras transmisiones se realizarán en su idioma y nuestro sol tendrá un color turquesa para recordar los bosques de su tierra.

El color turquesa inunda el espacio.

Total palabras texto: 497

Sinopsis:

Luisa, niña crecida en ambiente rural de Centroamérica desea hacer su vida en el lugar de mayor desarrollo tecnológico. Una vez allí es confundida por las máquinas con la basura.


Esther Suárez Durán (La Habana, 1955) Dramaturga, investigadora, ensayista, crítica teatral, guionista de audiovisuales. Cuenta con unos veinte títulos publicados. La mayoría de su obra teatral ha subido a escena.

FB/EstherSuárezDurán

esther3@cubarte.cult.cu