La rosa del amor, por Germán Gómez

SABIO: no te dejes ver Amaru (Susurraba el sabio mientras tres barcos se asomaban a lo lejos)
AMARU: quiénes son Majoy, de dónde vienen?
SABIO: las estrellas han hablado pequeño Amaru; cientos de almas se encontrarán para cambiar la historia de nuestro pueblo.
AMARU: debo tener miedo Majoy?
SABIO: el miedo te vuelve insensato.
AMARU: siempre me lo dices, pero a veces no entiendo. Siento algo extraño en mi corazón, es una presión, como una espina en el corazón.
SABIO: eso es miedo, pero debes controlarlo. Solo abre tu corazón al cambio y aprenderás las lecciones que te trae el universo.
AMARU: Mira Majoy (Amaru señala la arena), la salamandra está escribiendo con su cola algo en la arena…

“EL VIENTO TRAERÁ TRES CARABELAS
CARGADAS DE AMBISIONES DE OTRAS TIERRAS
MAS TU DEBES GUARDAR EN TU ALMA BUENA
LA ROSA DEL AMOR, TU ESENCIA PLENA”

SABIO: escucha a la salamandra Amaru y jamás olvides su mensaje.
AMARU: cuál mensaje Majoy, qué son carabelas, por qué una salamandra escribe cosas con su cola, no entiendo nada.
SABIO: tres caravelas son tres barcos.
AMARU: como esos (señalando al horizonte)
SABIO: no hables fuerte Amaru, te estoy susurrando para que el viento guarde los secretos.
AMARU: esta bien, ya estoy hablando suave también. A cuáles tierras se refiere la salamandra?
SABIO: ellos vienen de tierras olvidadas por el amor, tierras ansiosas de rencor; tu en cambio, vienes de la tierra que el sol llama “tierra de libertad”. Tu familia somos todos, tus padres, tu hermano, tu raza, tu comunidad. Hemos vivido en paz y debes procurar la paz a toda costa. Aunque el conquistador quiera vaciar tu alma, no debes permitir que desaparezca tu identidad.
AMARU: ya estoy entendiendo, la rosa del amor, mi esencia. Como me dice papá todos los días: “Amaru, eres un ser de amor, esa es tu esencia”.
SABIO: exacto niño mio, el amor es la esencia de la infancia y hay que preservarla para saber de dónde venimos.
AMARU: Con esta tiza que encontré, lo escribiré en la piedra para nunca olvidarlo. Te prometo ser fuerte como tú sabio Majoy, fuerte como mi padre y mi raza. Hoy prometo que aunque pasen los siglos, dejaré escrito en el canto del aire el mensaje de la salamandra, el lugar donde pertenezco, el lugar de donde vengo.
SABIO: Bien Amaru, ahora se fuerte, pues esos tres barcos llenos de extrañas criaturas de hojalata, van a hacer hasta lo imposible para que olvides de dónde vienes y a dónde perteneces.
AMARU: iré a ver a mi padre, él debe saber lo que está pasando.
SABIO: ve por el rio de oro; él te mostrará el camino. Recuérdalo siempre, vienes del amor universal.


Biografía: Germán Gómez es un artista colombiano dedicado a la música, el teatro y la enseñanza de estas artes. Su pasión son los niños y su juego preferido es mantener la alegría en su rostro para que todos entiendan que es mejor ser feliz que estar triste.